Se puede recuperar un metal una vez que se ha convertido en oxido

Se puede recuperar un metal una vez que se ha convertido en oxido

Cómo extraer aluminio por electrólisis | medio ambiente

En peso seco, el carbón suele contener entre un 0,5 y un 3% de nitrógeno. Las estructuras aromáticas, como las piridinas y los pirroles, constituyen la mayor parte del nitrógeno presente en el carbón. La versatilidad de la materia prima de la gasificación permite una gran variedad de contenidos de nitrógeno en el carbón.
La mayor parte del nitrógeno del carbón se convierte en gas nitrógeno inofensivo (N2), que constituye una parte importante de la atmósfera durante la gasificación. Sin embargo, durante el proceso de enfriamiento del gas de síntesis se liberan pequeñas cantidades de amoníaco (NH3) y cianuro de hidrógeno (HCN) que deben ser extraídas. Este es un procedimiento sencillo, ya que tanto el NH3 como el HCN son solubles en agua.
En los procesos basados en la gasificación del carbón, los NOx pueden generarse aguas abajo mediante la combustión del gas de síntesis con aire en las turbinas de gas que generan electricidad. Sin embargo, como se muestra en la siguiente figura, los métodos establecidos para regular la formación de NOx mantienen estos niveles al mínimo y dan lugar a emisiones de NOx significativamente menores que las asociadas a otras tecnologías de generación eléctrica con carbón.

Cómo calcular el rendimiento porcentual y el rendimiento teórico

La capacidad de reprocesar el combustible usado para reciclar los materiales fisionables y fértiles con el fin de proporcionar combustible fresco para las centrales nucleares actuales y futuras es una característica central y casi única de la energía nuclear. Varios países europeos, así como Rusia, China y Japón, cuentan con políticas para reprocesar el combustible nuclear usado, pero muchos otros gobiernos aún no ven el combustible usado como una oportunidad en lugar de un residuo.
El principal motivo para reprocesar el combustible usado en los últimos 50 años, aproximadamente, ha sido reciclar el plutonio no utilizado, así como el uranio no utilizado de menor utilidad inmediata, a partir de los elementos del combustible usado y cerrar así el ciclo del combustible, extrayendo un 25-30% más de energía del uranio original en el proceso. Esto contribuye a garantizar la eficiencia energética del país. Un propósito secundario es reducir a la mitad la cantidad de material que debe eliminarse como residuos de alto nivel. Además, la cantidad de radiactividad en los residuos de reprocesamiento es mucho menor, y se descompone mucho más rápido después de unos 100 años que en la gasolina usada.

Minerales y menas | química para todos | la escuela fuse

El tostado por pulverización de óxidos metálicos a partir de una solución que contiene sales metálicas es una técnica para recuperar óxidos metálicos. El tostado por pulverización de ácidos de decapado usados es una buena aplicación de este proceso. La solución se introduce en un reactor donde las gotas se tuestan por pulverización en al menos dos etapas, con al menos una etapa de evaporación que sigue a al menos una etapa de conversión para transformar las sales metálicas en óxidos metálicos. Para llevar a cabo el procedimiento se utiliza un reactor de tostado por pulverización con una primera zona de calentamiento para evaporar el agua y una segunda zona de calentamiento para convertir las sales metálicas en óxidos.
En un reactor de tostado por pulverización, la presente innovación se orienta a un procedimiento para recuperar óxidos metálicos, especialmente partículas de óxido metálico. La invención también incluye un método y un aparato para regenerar ácidos gastados que contienen sales metálicas y recuperar partículas de óxido metálico de gran superficie.
De los procesos de fabricación se derivan diversas soluciones que contienen sales metálicas disueltas en las soluciones de desecho. Los ácidos de decapado, como los ácidos clorhídrico y nítrico, por ejemplo, se utilizan ampliamente para extraer la cal y las impurezas del hierro, el acero inoxidable y otros metales. Para reducir los residuos, el ácido gastado suele reciclarse y regenerarse para su uso en diferentes procesos.

De la roca al hierro

A pesar de que el aluminio es el metal más común de la tierra, el aluminio puro no existe. Los átomos de aluminio forman fácilmente compuestos con otros metales. Al mismo tiempo, a diferencia del hierro, es difícil separar el aluminio simplemente fundiendo los compuestos en un horno. La producción de aluminio es mucho más complicada y requiere una gran cantidad de electricidad. Por ello, las fundiciones de aluminio suelen estar situadas cerca de fuentes de energía renovables, como centrales hidroeléctricas que no contaminan la atmósfera. Pero primero, repasemos los aspectos básicos.
El método de producción del aluminio puede dividirse en tres etapas: primero, se extraen de la tierra las bauxitas, que contienen aluminio. En la segunda etapa, las bauxitas se refinan en alúmina u óxido de aluminio, y en la tercera etapa se genera aluminio puro mediante la reducción electrolítica, que consiste en descomponer el óxido de aluminio en sus componentes mediante una corriente eléctrica. De unas 4-5 toneladas de bauxita se obtienen 2 toneladas de alúmina, que pueden utilizarse para producir 1 tonelada de aluminio. El aluminio puede obtenerse de varios minerales en todo el mundo, pero la materia prima más común es la bauxita. La bauxita es un mineral compuesto principalmente por óxido de aluminio, al que se añaden algunos otros minerales. Si la bauxita contiene más del 50% de óxido de aluminio, se considera de alta calidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies